viernes, 3 de octubre de 2014

Transito de N.P. San Francisco de Asís -3 de Octubre-

Es 3 de octubre de 1226, anochece, y a pesar de ello las alondras revolotean alrededor de la Pociúncula. En ese mismo momento, en el sur de Italia, muere Fray Agustín de Asís; el obispo Guido, lejos, sueña a Francisco diciéndole: “Mira, padre, dejo el mundo y me voy a Cristo”, los presentes, cada uno a su manera, ven los prodigios del tránsito...El cuerpo, tras casi 45 años de vida y dos de terrible enfermedad, yace desnudo en la tierra tanto como “...el tiempo que se tarda en recorrer una milla”.


Pocos meses antes, en casa del Obispo, recibe la noticia de que le quedan pocas semanas de vida: ¡Bienvenida hermana muerte! Y remata el Cántico del hermano Sol: "Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana muerte corporal, de la que ningún hombre vivo puede escapar. ¡Ay de los que morirán en pecado mortal! ¡Dichosos los que encontrará en tu santísima voluntad, pues la muerte segunda no le hará mal".

Desde ese día pide a sus compañeros que le acompañen con el Cántico y que le trasladen a la Porciúncula, cosa a la que acceden el 28 ó 29 de septiembre.


capilladeltransitodesfcoDe camino, desde la camilla, pide una parada en el Hospital de San Salvador de las Paredes y bendice a la ciudad de Asís.

Llegado a la Enfermería de la Porciúncula, escribe a Giacoma de Settesoli urgiéndole vaya a visitarle con paño ceniciento para amortajarle, cera para la sepultura y su dulce favorito. Antes de partir el mensajero, Giacoma se presenta en la casa con su hijo, su séquito y lo que Francisco pedía en la carta. En atención a la clausura, es preguntado sobre la conveniencia de dejar entrar a la dama: "Que pase, que esa norma no vale para 'fray' Jacoba". Comparte el dulce con Bernardo de Quintavalle, su primer compañero, y manda bendición por escrito a Clara, enferma y temerosa de morir antes que él.  


Transito.de.Sn.FcoEl día 30 de septiembre, tras una noche de terribles dolores, pide que le pongan desnudo en el suelo y, cubriéndose la llaga del costado con la mano exclama: “Hermanos, yo he terminado mi tarea. Cristo les enseñe la de ustedes” y, obligado por el guardián a vestirse nuevamente, alza las manos y empieza a cantar al Señor, bendice a fray Elías y a toda la Orden. A la tarde del día 3 de octubre Francisco pide que le lean Jn 13: “Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo...” Bendice tres panes y manda repartirlos entre los hermanos, manifestando así su comunión con todos. Creía que era jueves.
48Murió, desnudo sobre la tierra, como dos días antes había estado, tras haber ordenado a fray León y a fray Ángel que cantaran en voz alta el Cántico del hermano Sol mientras él entonaba, como podía, el salmo 141: "A voz en grito clamo al Señor, a voz en grito suplico al Señor; desahogo ante él mis afanes, expongo ante él mi angustia, mientras me va faltando el aliento..."


En la mañana del 4 de octubre el cadáver de Francisco es enterrado en la iglesia de San Jorge. Pasan por San Damián donde las clarisas, quitada la reja de la clausura, una a una, besan las manos llagadas del santo.

http://www.capuchinospr.org/index.php/noticias-actividades/item/que-es-el-transito-de-san-francisco

No hay comentarios.: